¿Cómo se hacen las 3DL?


© Guy Gurney 1) Una vela 3DL comienza con un archivo de diseño CAD/CAE creado por un diseñador North Sails. El software de diseño propiedad exclusiva de North crea un archivo a medida del “molde” para cada vela individual. Gracias a que una 3DL se estira menos que una vela “string” de 2 dimensiones fabricada con una cantidad similar de fibras, nuestros diseñadores pueden definir con mayor precisión la “forma volante” de la vela ya que la forma virtual se aproxima mucho más a la real.
___________________________________________________________________________________

© North Sails 2) Un sofisticado software lee el archivo de diseño e instruye a uno de los moldes físicos 3DL para que adquiera la forma del diseño. Aquí se puede ver la parte inferior de un molde 3DL con los mecanismos que controla el avanzado programa.
___________________________________________________________________________________

© North Sails 3) Después se dispone una capa de film de Mylar sobre el molde y se le da tensión. Entonces un cabezal de 6 ejes suspendido de una grúa controlada por ordenador va extendiendo las fibras estructurales sobre la superficie del film base siguiendo con precisión la curva en tres dimensiones del molde. El “dibujo” de fibras que va dejando el cabezal sigue las tensiones que experimentará la vela durante su uso. Todas las fibras estructurales se aplican con una tensión uniforme y se adhieren a la superficie del film para asegurar que no se muevan ni un milímetro antes de que el proceso de laminado las bloquee.
___________________________________________________________________________________

© North Sails 4) Una vez dispuestas las fibras, se añade un segundo film al que se le aplica tensión y después se cubre con una gran bolsa de vacío que comprime el laminado con una fuerza aproximada de 100 kilos por centímetro cuadrado. Este segundo film contiene un entramado secundario de fibras que absorben las tensiones derivadas de las líneas de tensión primarias.
___________________________________________________________________________________

© North Sails 5) El cabezal de disposición de las fibras se sustituye entonces por una especie de “manta” de calor compuesta de carbono que cura el laminado mediante una dosis uniforme y controlada de calor y presión. Con esta operación el laminado se ajusta al molde absorbiendo su forma exacta. Después de este tratamiento se deja reposar la vela durante cinco días antes de ser rematada.
___________________________________________________________________________________

© North Sails 6) Nuestros experimentados veleros se hacen cargo de la vela curada y le añaden todos los elementos necesarios para terminarla. Debido a la eficacia inherente del material creado en el proceso que hemos descrito, una vela 3DL acabada puede tener un peso hasta un 20% inferior que una vela convencional de paneles o una vela de tensión tutelada con un nivel de estiramiento similar o tiene su nivel óptimo de eficacia dentro de un rango de viento mayor.