Spinnakers Asimétricos “Código Cero” (A0)
En parte Génova, en parte asimétrico reacher… ¿Podría resultarle útil un A0 (anteriormente conocido como “Código Cero”)? 

En la primera prueba de la Vuelta al Mundo Whitbread de 1997-98, el participanteEF Language desveló un “arma secreta.” ”. Se trataba de un nuevo asimétrico para rumbos de reaching desarrollado por los diseñadores North Sails y bautizado como “Código Cero” y ayudó a que la embarcación conquistase un liderato que nunca abandonaría. Una década más tarde los “Códigos Cero” (A0) de North constituyen un componente versátil en la mayoría de los inventarios.. no solo los utilizan las embarcaciones que emplean mucho tiempo en navegar en rumbos de reaching cerrado con vientos ligeros sino también en condiciones de más viento y ángulos más abiertos.

¿Cómo funcionan?
Los asimétricos Código Cero encajan perfectamente en el hueco de uso que queda entre un Génova y el extendido asimétrico reacher 3A. Proporcionan potencia adicional aproximadamente a unos 40 grados AWA en velocidades de viento real menores de 10 nudos; condiciones particularmente lentas con un inventario de velas tradicional. Los Códigos Cero también han demostrado su efectividad acuartelando con vientos de 15-25 nudos y ángulos de viento aparente de 80 a 90 grados. La mayoría de las embarcaciones que navegan en altura pueden utilizar un Código Cero

Diseño del Código Cero
Los Códigos Cero están más cercanos a un Génova híbrido de gran tamaño que a los tradicionales asimétricos. En regatas, un Código Cero conviene que mida lo más cercano a un Génova posible aunque se registra como spinnaker. Se diseñan con una forma más plana que los demás asimétricos y, aun así se consigue que no flamee la baluma. Las secciones tienen una forma con curvatura en la cinta media de aproximadamente un 20%. Una curvatura media de un típico Génova ligero está alrededor de un 16% y un asimétrico 1A es de un 23%. El A0 tiene una curvatura más vertical que un Génova y lleva una forma con mucho más twist. El gratil necesita ser bastante recto y la baluma tiene un alunamiento más positivo. Los tests en el Túnel de Viento indican que esta configuración incrementa la potencia de empuje con una menor fuerza lateral y un centro de esfuerzo más bajo con unos perfiles de contorno más normales.

El diseño de un Código Cero puede verse afectado por los límites que le impongan las reglas de rating, hándicap o clase. Por lo general esto implica:
  • La baluma debe tener una longitud menor del 95% que la del gratil.
  • La cadena media debe tener al menos un 75% de la longitud del pujamen
  • Además, los asimétricos tienen una limitación de ancho máximo (cadena máxima) o una limitación de área mediante una fórmula que incluye gratil, baluma, pujamen y cadena media
El gratil de un Código Cero debería ser tan largo como lo permita el aparejo. Esto se determina midiendo la distancia desde el punto de la driza izada hasta el lugar en el que se fijará la amura. El punto de escota debería ser un anclaje en cubierta por delante del estay. Estas velas casi nunca se fijan a un tangón normal de spinnaker y hay que tener cuidado cuando se utiliza un Código Cero en tangones retráctiles. Los Códigos Cero ejercen mucha tensión vertical para poder volar con el gratil tan recto como sea posible. Si la vela se instala en un enrollador (recomendable), el hueco entre el tambor y el estay debe ajustarse también. La baluma se diseña cerca del máximo permitido. El pujamen generalmente se aproxima a la mitad de la longitud del gratil pero también puede estar limitado por reglas de clase. Los Códigos Cero con la cadena limitada puede que necesiten pujámenes más cortos. Las velas con el área limitada puede que requieran pujámenes mayores si existe una limitación de área mínima.



Los asimétricos Código Cero se han desarrollado utilizando el túnel de viento “Twisted Flow” de la Universidad de Auckland. Aquí se prueba un Código Cero para un equipo de la Volvo Ocean Race.

Navegando con un Código Cero.
Existen dos maneras de navegar un Código Cero. La preferida es con gratil enrollable que permita a la vela enrollarse y almacenarse en un saco de spinnaker. Cuando se iza, simplemente enganche los puños, ice y suelte el cabo enrollable a medida que se caza la vela. Otra alternativa es utilizar lanas anudadas o sacos de tubo con cremallera.

Cuando ajuste la vela asegúrese de que el batidor de gratil esté más tenso de lo que imagine que debe estar. Átelo tan en corto como sea posible ya que es más fácil soltar tensión que añadirla luego. Se debería conseguir que el tejido del gratil tenga la mínima tensión.

Algunos riggers aconsejan utilizar una driza desmultiplicada 2:1 para reducir la compresión del aparejo. En cualquier caso el cabo de driza ha de tener muy bajo coeficiente de estiramiento y ser muy resistente. El punto de cazado es generalmente la polea de la escota de spi pero quizás se requiera un barber. La tensión de cabo de baluma es muy sensible y puede tener grandes variaciones. Cuando cace para parar el flameo espere ver como la baluma se retuerce bastante. Este es el resultado inevitable de la cantidad de alunamiento que se necesita para adaptarse a la restricción de la cadena media..

Los arriados con enrollador son bastante sencillos. Si no se tiene, el mejor método consiste en traerlo hacia abajo con la mayor cantidad de manos posible. Pinchar la amura y utilizar el espacio que hay entre la botavara y el pujamen de la mayor para soltar un poco la vela también sirve.

¿Cual es la vela para vientos portantes más apropiada para usted
Pulse aquí para ver la GUÍA DE VELAS PARA VIENTOS PORTANTES



Un Código Cero es un cruce entre un Génova y un spinnaker asimétrico de “ceñidas”.



La mayoría de los tejidos utilizados en los génovas ligeros pueden usarse en los Códigos Cero, incluyendo el Spectra, y los laminados de poliéster así como el ligero Cuben Fiber.